Siena, Italia

Fundada sobre una colina de la Toscana italiana, esta bella ciudad de acuerdo con la leyenda fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo, uno de los fundadores de la ciudad de Roma.

Quizá por ello surge uno de los distintivos de esta ciudad, ya que las estatuas de la loba que amamantó a Rómulo y Remo pueden encontrarse en distintos puntos de esta urbe.

De acuerdo con otras hipótesis su nombre de apellido etrusco “Saina” que proviene de la palabra en latín senex que se deriva de seneo que significa “ser viejo”. Esta bella región de la Toscana se extiende desde las colinas Chianti, Val d´Elsa, Val di Merse, Val dell´Arbia, Val d´Orcia hasta el Monte Amianta.

Siena es una ciudad peculiar en cuya arquitectura predominan las torres, callejuelas y los maravillosos palacios que hacen digno de admiración a este lugar. Algunas de esta calles son peatonales, lo cual hace que su recorrido se pueda realizar en un día completo.

Lo primero que hay que visitar en Siena es la Piazza del Campo que data del año 1165, fue construida como un espacio dedicado al mercado de la ciudad. Cuenta con una forma semicircular, dividida en 9 sectores, en memoria del gobierno de los 9 señores.

Rodeando esta plaza se encuentra el Palazzo Pubblico y la Torre del Mangia, dos iconos de la arquitectura gótica en el mundo. Además, el Palazzo Pubblico es símbolo de la independencia de Siena y sede del gobierno actual.

La Torre del Mangia tiene una peculiar historia pues fue construida en 1325, por un peculiar personaje de la ciudad que amaba el despilfarro y el buen comer, cuenta con 102 metros de altura.

Otro de los atractivos turísticos de Siena es la Fuente de Gaia construida en en 1346 en rememoración al arribo de agua al centro de la ciudad, después de casi 10 años de excavaciones.

También es preciso mencionar otras edificaciones como el Palazzo Piccolomini obra del arquitecto Pietro Paolo del Porrina, el Palazzo Chigi Saracini que data del siglo XII y fue propiedad de una de las familias más célebres en la ciudad: los Marescotti, actual sede del conservatorio de música, y por supuesto, la Catedral de Siena, Il Duomo.

Pero Siena no solamente ofrece arte, también tiene una amplia oferta de turismo de aventura, pues los parajes que rodean a la ciudad son ideales para practicar el senderismo gracias a sus relieves arcillosos y sus bosques espesos.

Incluso todavía quedan vestigios de caminos medievales que unen a Siena con Roma, los cuales ofrecen la posibilidad de poder admirar bellos parajes, iglesias y edificios que conservan su aspecto original.

Los viñedos son otro de los atractivos turísticos en la zona, los cuales pueden ser visitados en la zona del Chianti, donde se ofrece deliciosos recorridos gastronómicos enmarcados por inigualables paisajes.

Finalmente no podíamos dejar de mencionar otro de los aspectos por el que es mundialmente conocida esta zona: sus aguas termales. Existen diversos centros como: Chianciano Terme, Montepulciano y San Casciano dei Bagni, cuyas aguas tienen propiedades curativas comprobadas por la tradición popular.

Por todo esto y más, Siena es una región de la Toscana en Italia que debes incluir en tu itinerario para tu viaje por Italia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar