Siena, Italia

Foto. Pixabay Rossano Valeri

Fundada sobre una colina de la Toscana italiana, esta bella ciudad de acuerdo con la leyenda fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo, uno de los fundadores de la ciudad de Roma.

Quizá por ello surge uno de los distintivos de esta ciudad, ya que las estatuas de la loba que amamantó a Rómulo y Remo pueden encontrarse en distintos puntos de esta urbe.

De acuerdo con otras hipótesis su nombre de apellido etrusco “Saina” que proviene de la palabra en latín senex que se deriva de seneo que significa “ser viejo”. Esta bella región de la Toscana se extiende desde las colinas Chianti, Val d´Elsa, Val di Merse, Val dell´Arbia, Val d´Orcia hasta el Monte Amianta.

Siena es una ciudad peculiar en cuya arquitectura predominan las torres, callejuelas y los maravillosos palacios que hacen digno de admiración a este lugar. Algunas de esta calles son peatonales, lo cual hace que su recorrido se pueda realizar en un día completo.

Lo primero que hay que visitar en Siena es la Piazza del Campo que data del año 1165, fue construida como un espacio dedicado al mercado de la ciudad. Cuenta con una forma semicircular, dividida en 9 sectores, en memoria del gobierno de los 9 señores.

Rodeando esta plaza se encuentra el Palazzo Pubblico y la Torre del Mangia, dos iconos de la arquitectura gótica en el mundo. Además, el Palazzo Pubblico es símbolo de la independencia de Siena y sede del gobierno actual.

La Torre del Mangia tiene una peculiar historia pues fue construida en 1325, por un peculiar personaje de la ciudad que amaba el despilfarro y el buen comer, cuenta con 102 metros de altura.

Otro de los atractivos turísticos de Siena es la Fuente de Gaia construida en en 1346 en rememoración al arribo de agua al centro de la ciudad, después de casi 10 años de excavaciones.

También es preciso mencionar otras edificaciones como el Palazzo Piccolomini obra del arquitecto Pietro Paolo del Porrina, el Palazzo Chigi Saracini que data del siglo XII y fue propiedad de una de las familias más célebres en la ciudad: los Marescotti, actual sede del conservatorio de música, y por supuesto, la Catedral de Siena, Il Duomo.

Pero Siena no solamente ofrece arte, también tiene una amplia oferta de turismo de aventura, pues los parajes que rodean a la ciudad son ideales para practicar el senderismo gracias a sus relieves arcillosos y sus bosques espesos.

Incluso todavía quedan vestigios de caminos medievales que unen a Siena con Roma, los cuales ofrecen la posibilidad de poder admirar bellos parajes, iglesias y edificios que conservan su aspecto original.

Los viñedos son otro de los atractivos turísticos en la zona, los cuales pueden ser visitados en la zona del Chianti, donde se ofrece deliciosos recorridos gastronómicos enmarcados por inigualables paisajes.

Finalmente no podíamos dejar de mencionar otro de los aspectos por el que es mundialmente conocida esta zona: sus aguas termales. Existen diversos centros como: Chianciano Terme, Montepulciano y San Casciano dei Bagni, cuyas aguas tienen propiedades curativas comprobadas por la tradición popular.

Por todo esto y más, Siena es una región de la Toscana en Italia que debes incluir en tu itinerario para tu viaje por Italia.

¿Qué ver en Florencia?

Foto. Pixabay Meggziey

Sin duda esta ciudad es el corazón de la Toscana italiana. situada al norte de Roma, Florencia constituye como un centro económico, cultural, artístico y administrativo de esta región.

Considerada la cuna del movimiento artístico denominado Renacimiento, esta ciudad es un legado donde la belleza artística  y arquitectónica se desborda hasta en el más pequeño rincón.

Su historia se remonta al año 59 a. C como un asentamiento establecido por soldados romanos. Sin embargo Florencia no vería todo su esplendor hasta el siglo XIV cuando una oleada de investigación artística y científica llegó a la zona

Resultado de esto es la hermosa ciudad que hoy conocemos repleta de buen gusto, arte, cultura y arquitectura hasta en el más pequeño espacio por donde puedas mirar.

Foto. Pixabay Ahundt
Foto. Pixabay Ahundt

Y es precisamente esta riqueza cultural e histórica de esta urbe lo que desquicia a los millones de visitantes que cada año llegan a sus calles, pues abarcar todo el patrimonio que ofrece esta ciudad es una ardua tarea.

Por ello, en esta ocasión nos dimos a la tarea de presentarte los más atractivos puntos de interés turísticos que no deben faltar en tu itinerario cuando visites Florencia:

Para comenzar a vislumbrar todo lo que debes visitar, la primera parada ofrece la más espectacular vista de Florencia. Se trata de la cúpula de Brunelleschi, parte esencial del conjunto arquitectónico de la Catedral Duomo Santa Maria del Fiore.

Este bello conjunto es el lugar más famoso de Florencia pues reúne una serie de hermosos edificios como el Battisterio, el Campanile y el Ponte  Vecchio, bajo un mismo espacio, la Piazza del Duomo.

La fachada de la Catedral hecha con mármol blanco y verde hace de esta iglesia un icono del Renacimiento y un lugar que no debes dejar de mirar con tus propios ojos.

Por otra parte, la Campanile de Giotto como se le conoce al campanario que adorna la Catedral de Florencia, es una bella obra arquitectónica del siglo XIV, construida por los arquitectos  Giotto y Andrea Pisano.

Situado casi enfrente a la Catedral se encuentra el Battistero di San Giovanni cuya belleza arquitectónica se ha conservado casi intacta  a través de los siglos, pues este es el edificio más antiguo de la ciudad.

El Ponte Vecchio es un pintoresco lugar cuyas casas y tiendas colgantes lo hacen uno de los puentes más famosos del mundo y el de mayor antigüedad que haya sido construido en piedra en toda Europa.

Foto. Pixabay Mariamichelle
Foto. Pixabay Mariamichelle

Otro lugar interesante para visitar es la Piazza della Signoria, el centro de justicia y poder civil de Florencia y también una de las zonas más lujosas y modernas de Florencia.

Los Medici fueron una de las familias más adineradas de la zona, cuyo gusto por el arte provocó que fuera parte esencial en la financiación de grandes figuras como Miguel Ángel.

El resultado fueron piezas cuya belleza y valor artistico es incalculable, tal es el caso de El David, escultura de la cual existen varias copias desplegadas en los alrededores de la ciudad.

Sin embargo, la original que surgió de la mente y el trabajo duro de Miguel Ángel se encuentra en la Galería de la Accademia, sitio que no debe faltar en tu itinerario por Florencia.

Ahora que si eres fan de la pintura italiana, no debes irte de Florencia sin visitar la Galería Uffizi que alberga una amplia colección de pinturas italianas de los más diversos autores y estilos.

 

Hasta aquí nuestro breve recuento sobre las cosas que debes ver la Florencia, espero que estos datos te sean de utilidad y ¡Buen viaje!

La Catedral de Milán

Foto. Pixabay Hikersbay

Un impresionante edificio enclavado en el centro histórico de Milán es el emblema de la ciudad y un claro ejemplo del esplendor gótico. Se trata del Duomo di Milano, mejor conocido como la Catedral de Milán.

Este majestuoso edificio de impresionantes dimensiones, más que un privilegiado lugar para el culto, es un monumento artístico, simbólico tanto para la ciudad como para sus habitantes.

La Catedral está construida en ladrillo recubierto de mármol y para que te des una idea de su tamaño: tiene 5 naves, una al centro cuya altura es de 45 metros y las restantes en las laterales, cada una de las cuales cuenta con al menos 40 pilares.

Los pilares en su interior destacan no solamente por su dimensión, sino también por su forma que remata en un dosel esculpido con una estatua. En tanto, las bóvedas están decoradas con complejos motivos de tracería.

La función primordial del edificio radica en la actividad litúrgica; sin embargo es un punto de atracción para millones de turistas que visitan la capital de la moda. Cuenta con capacidad para 40 mil personas, mide 157 metros de largo y las ventanas de su coro tienen la fama de ser las de mayores dimensiones que se conocen.

Por ello, esta iglesia es considerada como una de las más bellas, pero también u como una de las que tienen mayor dimensión en todo el mundo. Su origenes se remontan al siglo III, desde entonces el edificio ha sufrido cientos de remodelaciones, reconstrucciones e incluso incendios a través de los siglos. Durante el siglo XV fue demolida parcialmente para dar paso a la construcción del Duomo que actualmente conocemos y no fue sino hasta 1461 cuando el espacio quedó terminado.

La edificación de esta magna obra se realizó con el apoyo de donantes, familias ilustres de la región que brindaron aporte económico para la culminación de la catedral, al grado que los nombres de los donantes están vinculados a cada una de los 135 pináculos del edificio.

Sin embargo la culminación del edificio tuvo que esperar varios siglos, pues no fue sino hasta 1805 cuando Napoleón Bonaparte, coronado rey de Italia ordenó la terminación de la obra.

Fue así que tan sólo 7 años desués la fachada principal de la Catedral de Milán se terminó, los gastos se solventaron con el dinero del tesoro francés y la obra corrió a cargo de Carlo Pellicani.

Vale mencionar que el edificio está abierno libremente tanto para el culto, como para turistas que deseen admirar sus obras de arte. El horario de atención es de lunes a domingo de 8:00 de la mañana a 19:00 horas.

Los fieles pueden ingresar al templo por una puerta designada para visitantes al culto, mientras que los turistas deben solicitar un boleto para tener acceso a las terrazas, el Baptisterio de San Giovanni (zona arqueológica) y el museo.

Espero que este artículo te haya servido para considerar este bello sitio dentro de tu itinerario en tu próxima visita a Milán.

¿Qué ver en Roma?

Foto. Pixabay Atramp 95

Según cuenta una vieja leyenda esta bella urbe fue fundada por Rómulo y Remo, hijos de Marte, dios de la guerra y Rea Silva, quienes fueron criados por una loba llamada Luperca y un pájaro carpintero.

La Ciudad Eterna, como es conocida Roma, tiene más de tres milenios de tradición, su influencia llegó a ser tan poderosa que se extendió sobre la cuenca del Mediterráneo y gran parte de Europa.

Por ello, Roma es un sitio carga de tradición cultura y mucha historia que puedes disfrutar en cada uno de sus rincones. A continuación te presentamos algunas opciones que debes incluir en tu itinerario por Roma:

Fontana de Trevi

La cinta “Tres monedas en la fuente” (1954) hizo famosa a esta fuente, pues dio lugar al siguiente mito: si lanzas una moneda a la fuente regresarás a Roma, si lanzas dos monedas de enamorarás de un italian@, pero si te decides a lanzar tres monedas te casarás con esa persona.

Su origen se remontan al año 19 a.C, época en que esta fuente era el  final del Acueducto Aqua Virgo, sin embargo al paso de los años ha sufrido diversas remodelaciones que la llevaron a ser la fuente más grande de la ciudad.

Coliseo Romano

Con dos mil años de antigüedad, esta imponente construcción es símbolo de la ciudad y también del Imperio Romano. Cada año más de 6 millones de turistas se dan cita en este sitio para visitar la edificación que data del año 72 d.C.

Foro Romano

A un costado del Coliseo se encuentra otro punto de interés turístico que no te debes perder, pues en este sitio de desarrolló gran parte de la vida pública y religiosa en Roma. Lo componen los Templos de Saturno, Venus, Rómulo, Vesta, la Vía Sacra que comunica la Plaza de Campidoglio con el Coliseo, el Arco de Tito, el de Severo Séptimo, el Templo de Antonino y Faustina, y la Basílica de Majencio y Constantino.

Panteón de Agripa

Obra maestra de la arquitectura italiana, es el edificio mejor conservado en Roma, su construcción data del año 126 d.C. y actualmente se encuentra funcionando como un edificio de culto.

Monte Palatino

Es la colina más céntrica de las siete que componen Roma, es considerado como la cuna de la capital italiana, ya que este el sitio donde según la leyenda habitó Rómulo y Remo.

Trastevere

Es un acogedor barrio de la ciudad, su ambiente bohemio atrae la mirada tanto de locales como visitantes, su estrechas calles empedradas esconden iglesias medievales, tiendas  y una bella plaza de Santa María de Trastevere con su antigua Basílica.

Área Sacra

Este escondido paraje conserva ruinas de las edificaciones más antiguas de la ciudad, pero también es el hogar de cientos de felinos que habitan entre las antiguas edificaciones. Por ello, se le conoce como “la ciudad de los gatos”, es un refugio donde los gatos encuentran un lugar seguro donde son apreciados y muy bien cuidados.

Boca de la Verdad

La Bocca della Veritá es un enorme mascarón de mármol que según cuenta la leyenda fue construido por un celoso marido que deseaba conocer la verdad, por ello cuenta que muerde la mano de aquél que le mienta.

La escultura representa al dios del Mar y se ubica en una de las paredes exteriores de la Iglesia de Santa María Cosmedin.

Catacumbas de Roma

Comenzaron a utilizarse en el siglo II como lugar de entierro para los primeros cristianos romanos, se trata de galerías subterráneas que forman auténticos laberintos de varios kilómetros, en donde a nadie le gustaría perderse.

Arco de Constantino

Situado entre el Coliseo y la Colina Palatino, el arco fue construido en el año 315 d.C en conmemoración a la victoria de Constantino I durante la batalla del Puente Milvio.
Espero que este artículo te haya servido para conocer algunas opciones que debes incluir en tu próxima visita a Roma. Buon viaggio!

Masa de pizza casera

Foto. Pizabay Kerdkanno

La pizza es platillo italiano cuyo origen se remonta a la la ciudad de Napoles, de acuerdo con la tradición culinaria las primeras pizzas eran panes cuya masa estaba enriquecida por hierbas de olor y aceite de oliva.

En los albores del siglo XX,  la receta se popularizó y llegó al resto del mundo, donde cada región le fue agregando ingredientes como salsa de tomate, queso y embutidos.

Preparar una deliciosa pizza en casa no es tan complicado como suena, solamente requieres algunos ingredientes que seguramente tienes en tu alacena y un poco de paciencia para darle el tiempo adecuado de horneado y la temperatura indicada.

A continuación te presentamos una práctica receta para preparar una deliciosa masa de pizza casera al estilo de la toscana:

Ingredientes:

1 kilogramo de harina blanca

30 gr de sal

30 gr de levadura seca

Agua, la necesaria

15 ml de aceite de oliva de preferencia extra virgen

Preparación:

1. Con la finalidad de hacer la masa más esponjosa, debes cernir la harina blanca con ayuda de un colador para formar un volcán dentro de un recipiente.

2. Después agrega la  sal y la levadura seca mezclando perfectamente.

3. Un vez mezclados los ingredientes abre un espacio en medio del volcán para añadir agua templada y el aceite de oliva.

4. Con ayuda de un tenedor revuelve la mezcla hasta que ésta se desprenda perfectamente de las paredes del recipiente.

5. Pasa la mezcla a una mesa ligeramente enharinada y procede al amasado hasta que alcance una consistencia homogénea.

6. El amasado consiste en aplastar y estirar la masa con la mano derecha para después doblar la masa por la mitad y presionarla con ambas manos, este movimiento debes repetirlo en forma continua por lo menos durante 15 minutos espolvoreando con un poco de harina la masa para evitar que se pegue en la mesa o en las manos.

8. Coloca la masa en un recipiente y déjala en un sitio tibio durante 40 minutos para comenzar su proceso de fermentación.

9. Una vez fermentada, presiona la masa con los puños para que quede libre del gas que se formó durante este proceso.

10. Corta 2 o 3 porciones para formar bolitas y con ayuda de un rodillo estira la masa para hasta obtener el tamaño y espesor deseado para la base de tu pizza.

Si deseas que tu pizza sea más crujiente, antes de hornear deja reposar la base espolvoreada de sémola en la bandeja del horno precalentado entre 250 y 290° C durante 10 minutos, después agrega los ingredientes de tu preferencia.

Pero si lo que te agrada son las pizzas gruesas y esponjosas, repite el procedimiento de fermentación descrito en el paso 8 durante 35 a 40 minutos, después agrega los ingredientes de tu preferencia y hornea la base por 20 minutos a una temperatura de de 220° C.

Espero que esta receta te ayuda a convertirte en un experimentado pizzer@ y puedas disfrutar con tus seres queridos de esta deliciosa pizza.